Archivo | septiembre 2012

Desde tus hombros Jesús…

ImagenAquí estoy de nuevo Señor, de nuevo tu oveja perdida, y que se la pasa en eso perdiéndose una y otra vez. Que apenas me encuentras, me vuelvo a ir y a perder.

¿Dónde me encuentras pérdida mi buen Pastor?

Muchas veces te encuentro en el individualismo, en el egoísmo, en las ansias de saber, o en la ambición de tener, en tus complejos, heridas, rencores, o pereza de espíritu, en el conformismo, o desesperanza, en tus miedos, en el querer aparentar ser alguien que no eres para agradar a los demás, en el silencio, en esa manía que tienes de callarte tantas cosas que te molestan.

Mi Señor, mi buen pastor me descubro tan rastrera, de verdad es tan necesario que me tomes en tus brazos, y me cargues sobre tus hombros, para así poder ver toda mi vida desde tu misma altura y perspectiva. Tu mirada es tan amplia, tan esperanzadora, tan optimista, siempre eres capaz de dejar a tus noventa y nueve ovejas por venir a buscarme.

Sin embargo, me queda aún una duda, y es ¿por qué si desde tus hombros todo se ve tan hermoso, siempre termino bajándome?

“El ladrón solo viene a robar, matar y destruir, mientras que yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud. Yo soy el buen Pastor, que da su vida por las ovejas” (Juan 10,10)

Sigue leyendo