Archivo | noviembre 2012

Cansada de dar…

Que cansancio causa dar y darse siempre por los demás y no recibir nada a cambio, o peor aún es que te paguen mal. No recibir nada a cambio precisamente de ese con el que he sido más generosa cuando mas necesito de su ayuda, sino que por el contrario percibo que siempre busca de mi y que ahí estoy para lo que él requiera o necesite; pero muy a menudo cuando pido de su ayuda él no está, o no puede, o tiene otras ocupaciones mucho más importantes. Aclaro que no ayudo al otro esperando nada a cambio, pero es imposible ignorar que rara vez puedo contar con ese o con aquel por el cual siempre vivo dando lo mejor de mí. Señor Jesús vengo así a ti con este cansancio en el corazón, estoy agotada de que me busquen solo cuando necesitan algo de mí, y que muy contadas veces pregunten al menos ¿Cómo estás? pero de corazón. Agotada de los muchos amigos en facebook cuando verdaderos son como 2 o 3 nada más; cansada de tener siempre que ser yo la que busque acercarme a los demás y que cada uno viva en su propio mundo sin un minuto al menos poder dedicármelo a mí. Estoy agotada de tener siempre las manos vacías de dar y de pedir sin recibir. Quisiera tanto poder descansar en ti y recibir ese abrazo fuerte y sincero de tu parte…

“En verdad les digo que esta viuda ha echado más que todos en el arca del tesoro. Pues todos han echado de lo que les sobraba, ella en cambio ha echado de lo que necesitaba, TODO cuanto poseía, todo lo que tenía para vivir”

(Mateo  25, 1-13)

Señor Jesús entonces ¿qué me respondes?

  Sigue leyendo

Anuncios